domingo, 30 de diciembre de 2018

Monumento a la poesía gris


el verso afable, de sonar sereno se perdió
en el tiempo y en su lugar fueron surgiendo
las sombras luctuosas, siniestras y umbrías
acompañando a un nuevo verso

en frases perfumadas, lisonjeras, tejía con
los hilos de dianas diamantinas sus versos
el poeta, y nada perturbaba su paz, y
la poesía surgía como agua entre las rocas

pero, he aquí que de pronto entró en su lira
el infortunio, y no hubo paz, no hubo poesía,
sólo dolor y pesadumbre. Sólo quietud,


sólo silencio. El canto vital aquietaba su voz.
Y surgió entonces el verso gris, como
un mustio monumento a la poesía.

sábado, 22 de diciembre de 2018

Canto de gorriones al atardecer

Llega el día en que un reguero de recuerdos
embota nuestra paz interior/y aquella sonrisa
de oro macizo se vuelve lasitud en el tiempo/
y ceniza en nuestras manos.

Y nos cansamos de pedir perdón por nuestras faltas.
Y nos cansamos de beber el arcoíris de la dicha. Y nos
cansamos de llevar esta faena sobre el encorvado
esqueleto de la vida. Nuestros ojos se convierten
en añosas senectudes de placeres furtivos. Atrás
quedó la ilusión de novísimas tertulias
de placeres amargos que de tanto repetirse
se quedaron exhaustos.

La vida es una mierda cuando has perdido las llaves
y el timonel de tu destino.

                                    Longarone, Zacapa, 21.12.2018

sábado, 15 de diciembre de 2018

Mis amigos, los de siempre


Mis amigos/los de siempre/
Los que caminan conmigo/no atrás/
No adelante/no con paso rezagado/
No con ligera estridencia/sino conmigo
Aquellos amigos que sonríen
cuando sonrío /y lloran, cuando lloro.

Mis amigos/los de siempre/
Los que me tienden la mano
cuando mis fuerzas flaquean
Los que me miran de frente
para indicar mis errores
/los que consuelan mis penas/
Los que nunca me abandonan

Siento la ausencia de aquellos
que han decidido dejarme
Mis amigos/los de siempre
Los que caminan conmigo
abrazando una esperanza

Mis amigos/los de siempre/
Aquellos que siempre han estado
y los que llegaron tarde
Son los amigos de siempre
Los que caminan conmigo

Mis amigos/los de siempre/
se van perdiendo en el tiempo

jueves, 13 de diciembre de 2018

Amigo




        (Poemario Yo, la poesía, 1999)

Un amigo
es una playa
donde exóticos
los versos se emborrachan
de sol de luna de nostalgia

Un amigo es una casa
donde cálida se ofrece una sonrisa
por cada lágrima no redimida
por cada pena por cada luz que rauda
cruza los umbrales de la duda

Un amigo es una mesa
donde viandas y manjares
complementan soledades
Es miel para tiempos amargos
Es vino para no estar solos

Un amigo es un camino
donde andantes nuestros pies
se vuelven viejos
sin perdernos sin cansarnos
sin morirnos

Un amigo es una historia
donde siempre se estampa la esperanza y
la certeza cada vez que una pena
inunda el alma

Un amigo es un amigo
                  es un amigo

martes, 4 de diciembre de 2018

INVENTARIO


Dibujo Azenneth Interiano


                   ¡Cómo se va la vida!
                                 Despacio
                                                  Callada

Estas manos que tejieron
                                          primaveras
dos tiestos son
                       de tristezas plenas

Y esta palabra
                         de promesas llena
claudicará en el sigilo
                           de postreras horas

¿Recuerdos?
            ¡Quién sabe!
Las brumas se llevan el espejo limpio
                             de un cielo fecundo

Metáfora inerte de días felices
                sosegada y sola
                     lamiendo el silencio

domingo, 18 de noviembre de 2018

Oh, Padre Freud

    Imagen de Google

Padre Freud, vengo ante el diván de tu presencia
a develar los latidos de mi angustia. Tengo una
noche eterna enredada en lo profundo de mi alma.
Quiero escuchar tu voz, Padre Freud.
Quiero que me digas que la infancia robada
fue solo una broma de mal gusto. Quiero
saber si la callosa soledad que orada la piel
                                                             de mi nostalgia
es el rosario de plegarias no cumplidas.

Oh, Padre Freud, dime con cuántos días grises
se inundan los caminos de mi vida. Dame respuestas
a las causas de mis penas. Navega en lo profundo
de mis llantos, y dime que no estoy loco cuando
quiero conquistar la primavera.

Dime, Padre Freud, que son sólo pasajeras
las espinas que han cercado mis caminos. Quiero
renacer en la flor que presume su hermosura,
o en el agitado colibrí que surca el viento.

Te confieso, Padre Freud, que nunca he consultado
psicólogo, ni psiquiatra, ni sacerdote,
ni pastor, ni brujo, ni chamán. Esta es la vez primera
que me atrevo a caminar por los senderos escondidos
de dolores viejos, buscando respuestas nuevas
a mis viejas preguntas, queriendo remontar,
una por una, las malezas que se oponen a mis pasos.

Un reguero de recuerdos ya olvidados
se abren paso por las grietas oxidadas de la
existencia mía.

Oh, Padre Freud, te has dormido en tu diván
sin caminar apenas esta senda. Una voz inconsciente
se atraganta en los caminos de la infancia,
mientras, sueñas Padre Freud que me conoces,

                                                 y de mí, no sabes nada.  


jueves, 15 de noviembre de 2018

Volver a jugar


Resultado de imagen para llanto reprimido
Imagen de Google

Usted me recordó, con sus ojos
de obsidiana, que los hombres no lloran,
y no tuve otra opción sino reprimir
mi humanidad
                         y echarme a caminar
por la vereda de sombras y de penas.
                      El niño aquel, que a veces surge,
volvió a esconderse en el cajón
                                               de sus recuerdos.

Al fin y al cabo, recordé que los hombres
sólo somos el espejo
                                    de nuestra burla.

viernes, 9 de noviembre de 2018

Kawoq, ruta 13-20

Son Manifiesto
La fundación Kawoq ruta 13-20 es una organización que dirige nuestro compatriota David Herrera en Monterrey, México. Está dedicada a la investigación cultural, se interesa en establecer los vínculos entre la cultura afrodescendiente y la meshica, sobre todo en aspectos musicales, gastronómicos y prácticas sociales. Con su formación antropológica Herrera ha llegado a profundizar en esas raíces que han permanecido invisibilizadas por la tradición occidental.
En nuestra reciente visita a Monterrey, David, a quien conozco desde su adolescencia en Guatemala, nos ilustró abundantemente sobre las civilizaciones maya, tolteca, azteca y meshica, mundo en el cual se ha introducido con dos propósitos fundamentales: rescatar y difundir las raíces culturales de estas civilizaciones y escudriñar sus vínculos con los afrodescendientes. A América estos últimos llegaron en calidad de esclavos, pero crearon patrones culturales que aún persisten. Vale la pena destacar que este antropólogo se ha dedicado a estudiar el calendario maya, y hoy día ofrece una visión distinta de la que por años se ha consignado en los textos.
Pero la fundación Kawoq ruta 13-20 es algo más que puro culturalismo. Conformada por un grupo de personas inquietas, esta institución también se dedica a otras actividades sociales: la música, la producción de videos, la grabación de discos, atención de niños y adolescentes en situación de riesgo mediante talleres sobre teatro, fotografía, video y diálogo social. De esta manera han logrado disminuir los índices de conflictividad entre pandillas en varias localidades. La fundación tiene un amplio radio de acción en varios estados del país vecino. Han incursionado también en proyectos de asesoría en comunicación política en procesos electorales, con magníficos resultados. Tienen el propósito de dedicarse próximamente a la edición de libros y otros documentos de importancia académica.
Recientemente, el grupo musical Afromeshico lanzó su primera producción musical compuesta de dos volúmenes. Recogen canciones conocidas en el ámbito folclórico mexicano y una composición de su vocalista Eduardo (Lalo) Domínguez Herrera, magnífico y joven cantante que conforma el grupo. Compuesto por talentosos artistas, esta producción musical, dirigida por David Herrera es el primer producto concreto donde fusionan elementos afros con meshicas.
Entre la obra audiovisual, en el reciente festival 4 Plumas de Quetzal (finalmente fuimos solo 3), realizado en el Museo de Linares, se presentó un video sobre las masacres en Guatemala durante los años de la guerra. Con escalofriantes escenas y la voz viva de Herrera, la narrativa conmovió a los asistentes. La musicalización estuvo a cargo del grupo Afromeshico. Vaya para nuestro compatriota y el grupo de mexicanos que lo apoyan incondicionalmente, nuestro saludo de felicitación y nuestros mejores deseos porque los próximos proyectos que están gestándose sean todo un éxito.

domingo, 4 de noviembre de 2018

DÍA DE MUERTOS




Calló la noche. Una voz anónima perturbó la cruz del cementerio.
Los últimos harapos de la tarde tejieron en mi alma el unísono
eco de las tinieblas.
Tristeza.
              Hambre de alegría.
                                      Solitaria deidad de la esperanza.
                                      El día parte con su luna de astros escondidos.
La luna, aún su enmudecida testa se resiste a presumirle a mi nostalgia.
Un rosario de silencios
                                          recorre las dolidas venas de mi cuerpo.
En el portal de la muerte, un ejército de estrellas participa
en la danza sepulcral de fantasmas y de sombras.
                                     La sonrisa de otros tiempos bebe cálices amargos.
Y los cálices amargos retornan, resucitan
                                                y se levantan,
                                                        y se levantan,
                                                                 y se levantan,
                                                                     hasta preñarse de vida.

                                                                  Monterrey, NL, México 1 de noviembre de 2018

sábado, 3 de noviembre de 2018

El garrote imperial



Resultado de imagen para garrote
Imagen de Google

Los liberales y neoliberales le rinden pleitesía a la fuerza económica porque dicen que allí radica el secreto del desarrollo social.

En todos los imperios ha prevalecido una lógica del poder basada en la fuerza. La vieja Grecia, la antigua Babilonia, el próspero Egipto, la Roma imperial, y tantos otros que dejaron grabada su huella en los anales de la Historia, son solo algunos ejemplos. En el mundo prehispánico fueron proverbiales los modelos de sujeción social. Mayas, aztecas, toltecas, incas, practicaban verdaderos rituales del poder. Algunos, incluso, acudieron al sacrificio de seres humanos (los más desprotegidos) como símbolo de control y de fuerza.
Pero la fuerza que da vida al poder no es solo aquella que se ejerce con el garrote. Hay maneras estructuradas a través de los siglos que el ser humano ha inventado para ejercer poder: la fuerza física (la más primitiva), la fuerza económica, la fuerza jurídico política y la fuerza ideológico-cultural.
La fuerza física, ya se sabe, es la más apetecida por algunos. En el hogar, por ejemplo, es común que la ejerza el hombre sobre la mujer, los padres sobre los hijos. A nivel social e institucional, la fuerza física la ejercen sobre la ciudadanía los cuerpos armados, algunas veces, de manera legal como resultado de un orden jurídico; otras, de manera ilegítima, conculcando los más elementales derechos humanos.
La fuerza económica es aquella resultante de la imposición de procesos productivos y de relaciones sociales de producción contra la voluntad ciudadana, lo cual produce el fenómeno de la explotación en sus diferentes modalidades. Los liberales y neoliberales le rinden pleitesía a la fuerza económica porque dicen que allí radica el secreto del desarrollo social.
Otro tipo de fuerza es el ordenamiento jurídico político, conformado por todo el andamiaje legal que se entreteje alrededor de la sociedad y que le dicta las normas permitidas y prohibidas en su actuar en todos los órdenes. Aquí también se ubica el tejido político, como el cúmulo de relaciones ejercidas por los actores de poder en torno a la aplicación del ordenamiento jurídico. Por eso se dice que una decisión más que legal refleja una visión política.
En lo ideológico cultural se ubica todo el andamiaje simbólico del poder, constituido en fuerza cuando los seres humanos respondemos, inconscientemente y de manera automática, respecto a las conductas toleradas, permitidas y prohibidas respecto a todo el actuar ciudadano. No se requieren censores ni vigilantes para que la sociedad se conduzca por los canales establecidos por el sistema. En los países con la consolidación de estas manifestaciones de fuerza no es difícil detectar que se trata de un sistema imperial.
Por ello no nos extrañe que los gritos de Trump sean el resultado de su desesperación por controlar, con el primer nivel de fuerza, la física, todo el descontento que por decenios se ha incubado en la sociedad latinoamericana en contra del hoy considerado el país más poderoso de la Tierra. Quizá la fuerza simbólica no sea tanta, que digamos.

viernes, 26 de octubre de 2018

¿Soros contra Trump?


Resultado de imagen para soros contra trump
Imagen de Google

Que gigantes del gran capital se aprovechen de estas necesidades para saciar sus apetitos voraces de poder es un acto criminal.

En internet circula el rumor sobre el financiamiento que el multimillonario húngaro-estadounidense George Soros está aportando a los movimientos migratorios de la región centroamericana. Recientemente se informó sobre posibles movimientos que estarían gestándose en El Salvador.
La información fue ventilada en internet por el sitio forosperu.net, bajo el título “Multimillonario izquierdista George Soros financia caravanas de migrantes". Por cierto, al tratar de ingresar de nuevo a ese sitio no se pudo, pues este había sido bloqueado. La organización Open Society Foundations (OSF, por sus siglas en inglés) ha financiado varios proyectos en el mundo. Centroamérica no ha sido la excepción. En Guatemala, por ejemplo, esta organización ha costeado a organizaciones no gubernamentales (ONG), entre las que destacan instituciones pro derechos humanos y justicia, medios de comunicación, universidades y personalidades de la vida política nacional.
Una de las líneas que, al parecer, más le gusta financiar a Soros es la de medios de comunicación, entre ellos: Plaza Pública, Nómada y elPeriódico. Líderes sociales, como Claudia Paz y Paz, y la propia CICIG han defendido los intereses estratégicos de este magnate en el país. Según el diario digital La República, la inversión del multimillonario en Centroamérica es de alrededor de US $2,567,296; dicha cantidad solo abarcaría los años 2016-2017.
A primera vista, al parecer dicha ayuda económica viene revestida de un interés humanitario, debido a ser el mismo Soros un sobreviviente del holocausto producido por la Alemania Nazi contra el pueblo judío. Sin embargo, todo acto de mecenazgo proveniente de los multimillonarios debe verse más bien como una estrategia de estos para mover su dinero y sacarle la más alta rentabilidad. No hay almuerzo gratis, dice el refrán.
El sitio forosperu.net denunciaba que el financiamiento del multimillonario a las migraciones multitudinarias provenientes de Honduras se debía a una lucha política que mantiene con el presidente norteamericano Donald Trump. Por ello, se da la actitud amenazante del mandatario contra Honduras, Guatemala y México. Si esto fuera cierto, debe entenderse como un acto criminal de ambos actores. Tan criminal como la lógica militar que prevaleció durante los años de la Guerra Fría, librada por los Estados Unidos y la antigua Unión Soviética, respecto de ejecutar sus batallas en los países del tercer mundo, armando a ejércitos insurgentes y contrainsurgentes para librar guerras que no eran nuestras. En un acto criminal, estos bloques económico-políticos ponían las armas; los países tercermundistas ponían los muertos.
La migración de miles de hondureños puede ser que tenga un origen en el desempleo, la violencia y la inestabilidad social. Eso nadie lo discute. Pero que gigantes del gran capital se aprovechen de estas necesidades para saciar sus apetitos voraces de poder, es un acto criminal, y debe rechazarse ipso facto.

viernes, 19 de octubre de 2018

La voz del migrante

Resultado de imagen para migrantes hondureños
Imagen de Google


Se dice que detrás de este movimiento hay mano peluda; que tiene que haber un cerebro que orqueste y dirija sus acciones. 

La voz del imperio ha vuelto a rugir; y tal como sucedía en aquellos tiempos de la “Pax romana”, Trump, cual César imperial, ha lanzado contra el empobrecido paisito centroamericano su enjundiosa sentencia: o controla a sus ciudadanos que amenazan con llegar en masa hacia el país donde “mana leche y miel”, o, con el garrote del dinero, le cierra toda ayuda económica.

Al parecer, es el único lenguaje que este empresario convertido en presidente, sabe hablar. Su única moneda de intercambio es el ahogamiento económico; una actitud imperial que deja fuera los más mínimos cánones diplomáticos y mucho menos, humanitarios. La ley del garrote. La paz americana, émulo de mal gusto de la estrategia de sometimiento que usaron los antiguos romanos.

Pero la columna de más de seis mil hondureños es la fotografía más elocuente del profundo clima de desesperación que sufren los países del tercer mundo, especialmente aquellos que se ubican en Latinoamérica. Hoy es Honduras quien se levanta y se atreve a desafiar la cuantiosa organización militar, el anti latinoamericanismo de quienes hoy ocupan la Casa Blanca, bajo la mirada consentidora o amodorrada de otras naciones del mundo.

En la columna hondureña viajan niños, jóvenes, adultos y ancianos, en condiciones paupérrimas. Se dice que detrás de este movimiento hay mano peluda; que tiene que haber un cerebro que orqueste y dirija sus acciones. Y en su encuadramiento de pobre análisis político quisieran revivir el fantasma del comunismo para, con un afán facilista, endilgarles la culpa. Pero resulta que hoy no existe ni comunismo, ni socialismo, ni nada que se le parezca para tener un chivo expiatorio.

Sencilla y llanamente, es el hambre provocada por las alarmantes tasas de desempleo que el feroz sistema económico impulsado por los mismos gringos y sus adláteres institucionales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, han impuesto en las naciones menos privilegiadas: el neoliberalismo. Esta desgracia humana no sólo ha provocado desempleo sino las secuelas naturales de no tener satisfechas las más ingentes necesidades y una espiral de violencia incontrolable, masa de personas que asumen conductas delincuenciales, lumperización de la clase trabajadora, empobrecimiento de la clase media; y como un efecto contrario: un feroz enriquecimiento del empresariado en general.

Con este cuadro dantesco, la columna de seis mil ciudadanos hondureños será apenas el inicio de todo un movimiento continental que se organice para reclamar mejores condiciones laborales, trato justo para el mercado de sus productos, políticas transnacionales de desarrollo integral de las masas más necesitadas que provoquen un verdadero derrame del modelo neoliberal, si es que algo bueno tiene este engendro del mal. Por de pronto, la voz del migrante se ha hecho sentir, y su rugido ha sido tan fuerte, que ha molestado los oídos del ogro del hegemón del Norte.

viernes, 12 de octubre de 2018

El resbalón de la doña

Thelma Aldana junto al hijo de Mario Sandoval Alarcón, líder del MLN
Imaagen de Facebook

Parece ser que la mujer de hierro que ayudaron a construir, está calentando el horno donde se derretirá su imagen.

Hace pocos días, doña Thelma Aldana anunciaba por lo largo y ancho de las redes sociales su entusiasmo por amarrar los dos extremos de la política guatemalteca, sin percatarse de que ambos podrían formar un fuerte nudo, capaz de asfixiarla en las próximas elecciones. La reunión con el partido URNG y el Movimiento de Liberación Nacional resucita el fantasma de la violencia organizada en Guatemala.
En aquel lejano 1954, cuando Carlos Castillo Armas diera el garrotazo a la democracia guatemalteca mediante el golpe de Estado apoyado por los Estados Unidos de América, surge también, de manera articulada, el Movimiento de Liberación Nacional (MLN), más conocido como “el partido de la violencia organizada”.
Bajo la tutela de este y del Partido Institucional Democrático (PID), brotaron los comandos terroristas que sembraron el luto en miles de familias guatemaltecas. Nadie puede ignorar los millares de asesinatos, secuestros y torturas que produjeron un rasgamiento en el tejido social, cuyas consecuencias aún laceran la conciencia nacional.
Pero, al parecer, a doña Thelma se le ha olvidado este pasaje oscuro y violento cuyos actores clave estuvieron bajo la protección del MLN. Entusiasmada por ampliar su base de votantes, no ha tomado en cuenta que el que mucho abarca, poco aprieta. Y sale de compras con ellos. Una fotografía donde aparece en la casa del retoño de uno de los más emblemáticos verdugos del país la retrata de cuerpo entero, y no puede aducir que se trata de un truco de Photoshop.
Ante tal desacierto me pregunto qué opinarán aquellos “cerebros” que le tejieron una imagen de honestidad, castidad e intachabilidad. Parece ser que la mujer de hierro que ayudaron a construir está calentando el horno donde se derretirá su imagen.
No cabe duda de que en esta etapa de su vida política se siente la ausencia de Todd Robinson, Iván Velásquez y el equipo de comunicación que la acompañó durante su paso por el Ministerio Público, puesto en el cual, con una acertada asesoría estratégica y técnica, supieron labrarle una imagen como la “Mujer maravilla de la justicia guatemalteca”. Tuvo buenos asesores en comunicación, hay que reconocerlo.
Pero la arena política electoral es otra cosa. Y si ella cree que con esta alianza diabólica gana votos, se equivoca. Al menos, el mío, no lo tiene, porque no se puede olvidar el duelo sembrado en miles de guatemaltecos. Si a ella se le ha olvidado esta página de terror, sangre y lágrimas, a nosotros simplemente nos aterroriza que se resucite el fantasma de este flagelo: la violencia institucional. Y el solo hecho de declarar, y demostrar mediante fotografías, que se tuvo contacto con este engendro del mal, hace pensar que no es una candidata de fiar.
Al menos, para quienes tenemos memoria histórica, el viejo truco de la “Mujer maravilla” no nos deslumbra. Y menos, si es un proyecto político orquestado desde los oscuros recintos de los rosalila, como los llama Mario Roberto Morales. Mi voto, no.

viernes, 5 de octubre de 2018

Naufrabundos

Imagen relacionada
Imagen de Google

Hagamos que el Estado y todas sus instituciones fijen la mirada en este doloroso fenómeno social y económico.

En su obra Asubha, Matheus Kar acuña el término naufrabundo, quizá para referirse a aquella persona que, despojada de un hogar, vaga durante el día por las calles citadinas; por la noche, dormita en cualquier acera, bajo la actitud indolente de los peatones que lo miran de reojo.
Los naufrabundos son esos seres humanos desclasados que no pueden ser calificados ni siquiera como lumpen porque viven en un mundo cernido de anonimato. Algunos, incluso, los llaman escoria, como si ser marginal fuese sinónimo de ser vil, sin ninguna consideración. Nos llevaríamos una sorpresa si por un momento hablásemos con algunos de ellos. Para muestra, esta anécdota:
Eran como las diez de la noche. A pesar de estar en temporada de invierno, no había llovido. Sobre la quinta avenida y octava calle de la zona uno dormitaban varios hombres y mujeres de diferentes edades. Paré mi carro cerca de la esquina; al rato se me acercó un hombre de unos sesenta años. Me pidió dinero, y, antes de darle una módica ayuda, le hice algunas preguntas sobre su vida. Por qué dormía allí. Si tenía familia. Si había estudiado. Cosas por el estilo.
Aquel hombre, cuya barba daba cuenta de un descuido personal de varios meses, me dijo que tenía esposa y tres hijos. Se había graduado de abogado en la Universidad de San Carlos hacía muchos años. Las drogas y el alcohol habían destruido su vida, al punto de que su propia familia lo había expulsado del seno del hogar. Le pregunté si había buscado ayuda en alguna institución. He probado de todo, me dijo, y aquí estoy, con esta gente que me entiende porque padece de lo mismo que yo.
Vivir en la calle, y de la calle, me dijo, es duro, pero es lo único que tenemos. Pedimos limosna para vivir. Algunos roban, yo no robo porque me darían alcance y me golpearían, me confesó, resignadamente.
Con mis escasos conocimientos sobre derecho, le hice algunas preguntas para comprobar si de verdad había estudiado leyes. Todas me las respondió sin ninguna nube de duda.
Como este hombre hay cientos recorriendo las calles de las ciudades. Algunos, los más jóvenes, tienen una historia dolorosa. Generalmente fueron expulsados de sus hogares por motivos económicos, problemas familiares, o simplemente por ser hijos de padres alcohólicos o drogadictos. Un círculo vicioso que el Estado, indolente como es, no se afana en romper.
Matheus Kar lleva a su poesía esta descarnada realidad que viven muchos guatemaltecos: Yo escondí la ciudad en un parque donde los niños fuman ahora,/donde los naufrabundos hacen su cama,/donde el mañana es rehén de la memoria.
Ya lo dijo el poeta. Ahora nos corresponde actuar a todos, fijemos la mirada en este doloroso fenómeno social y económico.
Gritemos a viva voz que a este feroz neoliberalismo poco le importa la persona humana con tal de acumular riqueza sobre riqueza, pisando la dignidad de todo aquel que se interponga en su camino. Reencaucemos el rumbo y construyamos futuro.

viernes, 28 de septiembre de 2018

Operación Google

Resultado de imagen para consulta en google
Imagen de Google

No es que el gugleo sea malo per se; lo es, que se tome como la única fuente de consulta.

Cuando nacieron las primeras bibliotecas, la humanidad dio un gran salto en su evolución; el pensamiento desarrollado por las personas dedicadas al trabajo intelectual quedó plasmado en volúmenes de inmenso valor. Estos primeros textos eran manuscritos. Luego llegó la imprenta y se provocó otra importante revolución en la conservación del pensamiento. Por más de 500 años, el imperio del libro ha hecho sentir su presencia en todo el mundo. Fue la época de la cultura análoga, pasando de lo más rudimentario, como fue la imprenta de Gutenberg, a lo más sofisticado, como son los modernos procesos de impresión.
Millones de imágenes y textos escritos dieron cuenta del avance humano por los caminos de la ciencia y la cultura en general. Las viejas bibliotecas y centros de documentación son grandes repositorios del paso del hombre por el mundo, y su huella indeleble en los anales de la historia.
El avance de la comunicación masiva, que comenzó con la consolidación de la prensa escrita, el surgimiento de la radio y la televisión, a inicios del siglo pasado, marcaron otro hito en la cultura: millones de imágenes impresas y audiovisuales marcaron una era que algunos pensadores han llamado “era de la imagen”. Sin embargo, sus procesos seguían siendo análogos.
En la cuarta parte del siglo XX se comienza a instaurar otra gran revolución. La era digital, cuya máxima expresión hoy día se conoce como cultura virtual. Pasar de lo análogo a lo digital fue ya un inmenso salto en las comunicaciones; pero dar el salto a la virtualidad nos coloca en la cresta de esta nueva era.
Hoy día es impensable que un ser humano no acuda a la virtualidad para resolver sus problemas cotidianos, no digamos, los de alto nivel. Allí están acumulados los vastos acontecimientos sociales, científicos, artísticos, políticos, económicos, etc. Todo ello, bajo el común denominador de Big data. Existen muchos buscadores virtuales que facilitan la vida, produciendo diversos efectos, tanto positivos como negativos. Cada buscador forma parte del pastel financiero del mundo.
Si bien es cierto que todo esto nos ha ayudado, también lo es que ha transformado nuestra capacidad relacional. En muchos casos nuestros congéneres se han quedado en su zona de confort, haciendo muy pocos esfuerzos por entrenar sus habilidades de consulta en libros y documentos físicos, y acuden a la solución más inmediata, aunque no por ello, más fiel: guglear. Conozco el caso de un profesor universitario a quien sus estudiantes le dicen “Profesor Google”, porque cualquier consulta que estos le hacen la resuelve acudiendo a este buscador virtual.
Se sospecha que el gugleo, como se le conoce, está reduciendo la capacidad intelectiva de los seres humanos, especialmente de los niños, quienes creen que es la única fuente del conocimiento. No es que sea malo per se; lo es, que se tome como la única fuente de consulta, abandonando las enormes posibilidades que ofrecen los buenos libros y los centros de documentación científica.

viernes, 21 de septiembre de 2018

Los espejos negros

Resultado de imagen para las computadoras como espejos negros
Imagen de Google
Tendemos a vernos reflejados en los mensajes que a diario inundan nuestras computadoras, las tablets, los teléfonos móviles
En las tradiciones griegas y romanas antiguas los espejos ejercían un poder sobrenatural sobre quienes convocaban sus poderes mágicos. Eran capaces de revelar, mediante conjuros especiales, el mundo de lo desconocido, y gobernar con ello parte de las decisiones humanas. Otra de las creencias es que un espejo es capaz de atrapar el alma de una persona mientras duerme. Por lo tanto, recomiendan cubrir estos artefactos con un paño por la noche.
En la sociedad actual, el concepto de espejos negros se relaciona con el mundo de la comunicación por medios electrónicos, especialmente los dispositivos móviles, las computadoras y todo cuanto artefacto esté conectado a la internet. La analogía consiste en que a través del mundo digital los seres humanos nos vemos, o esperamos vernos, reflejados, proyectando una imagen a veces ajena a la que verdaderamente tenemos. El cuento de Blancanieves y la bruja malvada es un buen ejemplo de esto. De acuerdo con el relato, la bruja siempre preguntaba quién era la mujer más bella, y el espejo le respondía que ella.
En términos de manejo de opinión pública, actualmente los ciudadanos tendemos a vernos reflejados en los mensajes que a diario inundan nuestras computadoras, las tablets, los teléfonos móviles y también los televisores inteligentes. Toda una gama de herramientas de última generación que proyectan nuestros valores, nuestros deseos, frustraciones y esperanzas en un conjunto bien empaquetado de mensajes que han sido planificados desde emisores, muchas veces anónimos, y otras, personificados por el gran capital, vía empresas y firmas transnacionales.
Edna Portillo, en su trabajo de tesis doctoral explica: “El éxito de las redes sociales se debe a que las personas viven ansiosas por saber cómo es su imagen ante los demás, porque no la conocen ellas mismas. Necesitan saber cómo son ante otros.  Y en esos espejos negros está inmersa la opinión pública. Esos espejos negros pueden constituirse en armas peligrosas en ese afán de expresarse, ya que para estar dentro se dice hasta lo indecible porque se actúa sin interlocutor enfrente. De ahí que surja la maledicencia a granel y se haga tanto daño a los demás”. En términos de comunicación, los espejos negros son esos grandes espacios interactivos donde cabe de todo, desde una simple queja por un bache en el camino, hasta la formación de corrientes de opinión a favor o en contra de una persona o institución. Y, por supuesto, en un efecto de espiral, muchas personas se van agregando como gotas de agua dispersas, hasta que finalmente logran construir grandes estados anímicos, generalmente prejuiciados.
El resultado: las personas han visto su imagen reflejada en los mensajes empaquetados que les llegan a diario a través de su correo electrónico, su perfil en redes sociales o en los programas de televisión que producen y distribuyen las compañías transnacionales de comunicación. Las cadenas de oración y los mensajes motivacionales son un buen ejemplo de ello.

viernes, 14 de septiembre de 2018

Servidumbre voluntaria


Resultado de imagen para servidumbre voluntaria
Imagen de Google

Las reglas de la economía, la política, lo jurídico, entre otros, se encargan de crear y mantener estos sofisticados mecanismos de adormecimiento de conciencias.

Étienne de La Boétie (1530-1563), escribió cuando solo tenía 18 años, su tratado denominado El discurso de la servidumbre voluntaria. En dicho trabajo, este joven escritor analiza los mecanismos profundos que provocan que miles de ciudadanos se sometan a la voluntad de un solo ser, a quien, muchas veces, no le acompañan ni la fuerza, ni la valentía. La Boétie indica que: “Cosa admirable y dolorosa es, aunque harto común, ver a un millón de millones de hombres servir miserablemente y doblar la cerviz bajo el yugo, sin que una gran fuerza se lo imponga, y si solo alucinados al parecer por el nombre Uno, cuyo poder ni debería ser temible por ser de uno solo, ni apreciables sus cualidades por ser inhumano y cruel”.

En otro interesante párrafo, el escritor se plantea: “Por qué desgracia o por qué vicio vemos a un sinnúmero de hombres, no obedientes, sino serviles, no gobernados, sino tiranizados; sin poseer en propiedad ni bienes, ni padres, ni hijos, ni siquiera su propia existencia, sufriendo los saqueos, las torpezas y las crueldades, no de un ejército enemigo, ni de una legión de bárbaros, contra los cuales hubiera que arriesgar la sangre y la vida, sino de Uno solo, que no es ni un Hércules ni un Sansón; de un hombrecillo, y con frecuencia el más cobarde y afeminado de la nación (…)”

Las palabras de aquel sesudo analista de la sociedad que vivió a principios de la Edad Moderna, adquieren más sentido si se sitúan en el contexto de la educación tradicional cuyo modelo comenzó a instaurarse a finales de la Edad Media. El proceso de alienación, de acuerdo al pensamiento de Marx, al que se somete a millones de hombres y mujeres, produce, a largo plazo, un modelo de pensamiento uniforme y dócil que pocas veces se ha visto marcado por rupturas que alteran el ritmo “normal” del proceso educativo.

Este modelo educativo producirá un ejército de seres sin capacidad crítica para juzgar su situación social, económica y política y se sumará, pasiva y pacíficamente a la masa de trabajadores cuyo interés inmediato es apenas, devengar un salario mínimo que no les alcanza para su sostén y el de su familia. En tanto que el modelo se repite una y mil veces, se va creando un estilo de vida cuyos andamiajes se sumergen en lo más obscuro del tejido social. Con ello se da paso al fenómeno que bien podría llamarse Cultura de la servidumbre voluntaria.

¿Quién impone las reglas de este sometimiento? Nadie lo ha dibujado bien; simplemente navegan en este mar de derroteros ya trazados denominado sistema. Las reglas de la economía, la política, lo jurídico y lo ideológico, se encargan de mantener estos sofisticados mecanismos de adormecimiento de conciencias. Por ello, las acciones de CODECA se presentan como atisbos de un despertar de una población que busca trazar sus propios derroteros, en medio de una dinámica social marcada por intereses oligarcas, cuyas normas y reglas del juego les han sido heredadas desde los tiempos de la Colonia.



Poesía Carlos Interiano