miércoles, 30 de diciembre de 2015

AMIGOS DE INFANCIA

De mi poemario "Cadena de sueños", 1989.



Compañeros de 6o. grado en la Escuela Dolores Bedoya de Molina, 
Bananera, Morales, Izabal, 1967


Alguna veces 
me pregunto
cuando estoy solo
qué habrá sido
de aquellos
compañeros de escuela
ayer niños
de almas diáfanas
y de sonrisa franca
hoy sin duda
pilares de un hogar
o cazadores de sueños
en la selva agreste
de la vida
o abono ya
para una flor prosaica
que crece tímidamente
y que muere pronto
al concluir el día.

Qué habrá sido
de sus vidas
se preguntan mis sentidos
¿Habranse marchitado
sus manos
al pasar la primavera
o habrán soportado
el invierno
o el otoño
al ritmo de mis años?

Qué habrá sido de ellos
de la escuela
de los libros
de los abrazos fraternos
de las peleas pueriles
y de sus gritos que fueron
como retumbos al viento.

Pero además me pregunto
¿Qué habría sido yo
sin la sombra fresca
sin la  tibia brisa
de su compañía?

jueves, 24 de diciembre de 2015

Poesía para el descanso

Algunos poemas de Carlos Interiano




Imagen de Google

I

Posose un pájaro errante
sobre una flor, de sol sus pétalos repletos.
Pájaro y rosa se fundieron en una bocanada de lujuria.
Contaba el abuelo que este encuentro
dio vida al infierno del amor.


Imagen de Google



IV


Ayer un canto de alondra sacudió la nostalgia
de mis sobrados años.
En sus notas de agente cantarina llevaba implícito
un no sé qué de prisas desbordas
un no sé qué de penas olvidadas
un no sé qué de lunas no vividas.
Y la alondra lo sabía
Y yo lo sabía pero lo ignoraba.
Es la rutina de no tener nada.



Imagen de Google

VI


Pájaro errante soy.
Del litoral de mis recuerdos solo conservo
mis ligeras letras, mortaja ingrata que siempre
me acompaña.
Pájaro errante soy.
No tengo casa.
Mi patria es una nube que cubre mi cuerpo hoy
y lo desnudará mañana.
Solo tu voz conforma mi fortuna.
No tengo luz, no tengo verbo. Nada tengo.
Solo tu voz. Aquella voz de inciertas latitudes.
Errante como yo, sin límites, sin amos, de luceros congelados
de estrellas encubiertas, de soles sin sentido.
Pájaro errante que viaja hoy
y viajará mañana.
Y por siempre viajará.



Paisajes con atardeceres y puestas de sol (1)
Imagen de Google

ATARDECER

Acrisolado el día se despide
como un varón que en las puertas de su amada
inclina el corazón, susurra un beso
y parte hacia lo ignoto de la nada.

Y tristes las violetas y mustios los geranios
y ¡ay de mi!, triste mi vida
se nutre de tristezas el mortecino ángelus
y el amor por ella que en mi alma anida.

Escucho melancólico el latir del campanario.
Y vibran al unísono los harapos de mi alma.
Sucumbe en las sombras con ojos de quimera
la última luz del día como lápida de calma.



Imagen de Google


RIMAS DE OTOÑO


Cruzar la fresca avenida
como un don Juan lisonjero
Robar al cielo un lucero
Y a una alondra que anida
su nidal de terciopelo.

Llevar al verso la vida
después de haberla vivido
con paso lento y dolido
con un dolor que se mitiga
con las sombras del olvido.

Otoño es tan solo un verso
que se dice en la distancia
verdor que emana fragancia
de un amor límpido y terso
y de risa en abundancia.

Otoño es tan solo un verso
de un ayer triste y vencido
De un amor que ya fallido
persiste y en tiempo inverso
se fue llevando el olvido.


Imagen de Google


SENTIDO FIGURADO

Este dolor punzante que no acaba
Esta trivia de vida con acertijos inesperados
con respuestas ambiguas,
con esperanzas fallidas.

Esta cadena infame de condenas sociales
Este incesto de vida sin plenitudes ni liras
Sin poesía, sin sentido,
De primaveras, perdida.

He subido a la cúspide de mi montaña
y desde allí contemplo, con mirada de puñales
el pantano anegoso de aquella vida perdida
indomable, irredenta.

Este dolor punzante es la cruz
de un aprendiz de redentor
que alguna vez ha querido suturar heridas
en la tórrida conspiración del mundo.

Este dolor irredento, indomable
cautiva la magia de mi sufrimiento
y vuelve cuna el tálamo de amantes
Y vuelve templo un prosaico lupanar.

viernes, 18 de diciembre de 2015

Don Elías Valdés

Publicado en el Diario de Centro América el 18 de diciembre de 2015



Imagen de Google

Valgan estas líneas para reconocer el enorme talento y trayectoria de un hijo predilecto de Chiqumula, la Perla de Oriente.


El 12 de diciembre fui invitado, junto a mi amigo poeta Gustavo Bracamonte, a impartir un taller sobre poesía en la ciudad de Chiquimula, actividad realizada por la comunidad de escritores chiquimultecos “Porta Libros”. A dicha actividad asistieron personas interesadas en la poesía y en la literatura en general. Nos acompañó el escritor Rómulo Martínez, por cierto, homenajeado este miércoles 16 en San Juan Ermita.

Por la noche fuimos invitados a la celebración anual de Navidad que el escritor Elías Valdés organiza en su casa. A tal reunión asistieron invitados de diversas áreas del arte: cantantes, declamadores, poetas, novelistas y escritores en general. Un evento realmente hermoso que reúne al talento chiquimulteco, bajo el cobijo de uno de los más grandes escritores que ha tenido Chiquimula.

Hacía muchísimos años que no saludaba a don Elías, quien nos recibió siempre con esa sonrisa espontánea y ese don de gente que lo llena de doble mérito, escritor de altos vuelos y persona de nobles sentimientos.

Como escritor, Elías Valdés Sandoval maneja una prosa impecable, plasmada en sus diversas novelas y relatos y reconocida por intelectuales de la talla de César Brañas, Argentina Díaz Lozano, Roberto Paz y Paz, José Luis Cifuentes, Alfonso Enrique Barrientos, Epaminondas Quintana, León Aguilera y Edmundo Zea Ruano, entre otros.

En su profusa obra literaria recoge lo más variado de la cultura oriental, a tal grado que si alguien desea realizar un estudio sobre la vida de la gente de Oriente debe leer varias obras de este escritor chiquimulteco para tener un panorama general sobre el pensamiento, sentimientos y manera de ser del oriental. En efecto, en cada uno de sus personajes se refleja la idiosincrasia de la gente que ha nacido en esta parte hermosa de Guatemala. Su obra literaria sobrepasa los quince libros, entre los más destacados están Tizubín, Agua Sucia, Viaje a la Infancia, Yo fui rehén del M-19; esta última produjo una disputa con el también escritor Aquiles Pinto Flores quien fue protagonista de este relato.

Elías Valdés ha sido también un hombre de prensa, con diversos y honrosos cargos en el periodismo nacional, miembro de la Asociación de Periodistas de Guatemala y diversas entidades culturales del país.


Valgan estas líneas para reconocer el enorme talento y trayectoria de un hijo predilecto de Chiqumula, la Perla de Oriente, quien ha recibido innumerables reconocimientos por sus dotes de escritor y novelista, entre ellos: Asociación de Periodistas de Guatemala –APG-, de la Facultad de Humanidades de la USAC, de la Asociación de Abogados de Chiquimula, del Instituto Nacional de Señoritas de Oriente, el Instituto Normal para Varones de Oriente y la Municipalidad de Chiquimula, quien le otorgó la Muta de Oro y el Collar Chortí, máximos galardones que confiere esta entidad a sus hijos destacados. Felicidades don Elías Valdés.

jueves, 17 de diciembre de 2015

Taller de poesía en Chiquimula

Impartido por Carlos Interiano y Gustavo Bracamonte el 12 de diciembre en el INVO, Chiquimula

Puede descargarse copiando el link

https://drive.google.com/file/d/0Bzp6G5mgDryGZTY5UjlMeV9YNU0/view?usp=sharing


viernes, 11 de diciembre de 2015

Extorsiones en La Línea

Publicado en el Diario de Centro América el 11 de diciembre de 2015



Imagen de Google



Las mujeres que viven del comercio sexual han estado expuestas durante muchos años a la extorsión que los llamados padrotes.



Hace poco el Ministerio Público, apoyado por la Policía Nacional Civil capturó a una peligrosa banda de extorsionistas, comandada por un delincuente que guarda prisión. La noticia es una de tantas que se generan en nuestro país, y habría pasado desapercibida si no fuera por las características con que operaba.

Resulta ser que su presa fácil la constituía nada más y nada menos que el conjunto de sexoservidoras que opera en el sector denominado La Línea, en la zona uno capitalina. Según fuentes acreditadas, en un año dicha banda habría extorsionado por más de ochocientos mil quetzales, a razón de veinticinco quetzales diarios por cada víctima.

Ha sido un secreto a voces que las mujeres que viven del comercio sexual han estado expuestas durante muchos años a la extorsión que los llamados padrotes les hacen, sometiéndolas a graves castigos si no cumplen con la cuota que estos les imponen por supuestamente “protegerlas”. Estos delincuentes a veces comienzan su labor sometiéndolas sexualmente para luego explotarlas comercialmente en una acción de esclavitud sexual.

A este drama que por muchísimos años han vivido las sexoservidoras se suma hoy la extorsión colectiva por bandas de mareros que viven del sudor y el sacrificio ajeno, a tal extremo que no respetan ni a su madre, pues no sería nada raro que entre estas mujeres se encuentren varias progenitoras de esta lacra social y perdón por aludir a la maternidad de estas señoras que se ganan el pan de sus hijos a costa de ofrecer su propio cuerpo para satisfacer los deseos carnales de sus clientes.

Pero, a propósito de este suceso delictivo que ha visto la luz pública, es preciso reflexionar sobre el estado de indefensión en que se encuentra este sector de mujeres cuyo destino ha sido acudir a la prostitución como último recurso para no delinquir, y ganarse la vida de manera legal, aunque extremadamente miserable. Ciertamente la prostitución no infringe ninguna ley, aunque, por supuesto, compromete su dignidad.

Mucho se ha dicho sobre la ausencia de una política pública que impulse acciones que tiendan a mejorar las condiciones de vida de las mujeres que viven en estado miserable, y que al no encontrar ninguna fuente de ingresos económicos, legítima y empresarialmente sustentable, caen en el lamentable estado de prostitución. Alguna vez, con muchísima amargura, una anciana que había ejercido este oficio, con lágrimas en los ojos había declarado que sufrió toda su vida la vejación a que constantemente era sometida por sus “clientes”. Al final, había criado a sus cinco hijos con el sudor de su cuerpo.


La captura de los supuestos extorsionistas de las mujeres de La Línea es solo un paso en la larga cadena de combate a la delincuencia y abuso a que se ven sometidas estas mujeres. El estado debe hacer los esfuerzos necesarios por mejorar sus condiciones de vida, generando oportunidades de empleo digno y otras acciones de inserción social y productiva.

viernes, 4 de diciembre de 2015

La Edad de Piedra en Internet

Publicado en el Diario de Centro América el 4 de diciembre de 2015


Imagen de Google


La cultura digital ha traído diversas y variadas herramientas de comunicación, especialmente los llamados “dispositivos móviles”.


Se conoce como Edad de Piedra al periodo de la Prehistoria en el cual la Humanidad descubrió el uso funcional de la piedra, dándole distintas aplicaciones, entre ellas, como instrumento de caza y quizá también, arma de defensa personal. Esto sucedía, ante los ojos deslumbrados de hombres y mujeres que hasta entonces habían vivido de la recolección de frutos, sin conocer procesos productivos ni mucho menos la división social del trabajo. Alrededor de la piedra se cimentó la cultura de la caza y comenzó la primitiva organización social y la dominación del hombre sobre las demás especies.

Con la Internet sucede algo similar, claro, con sus abismales diferencias. Estamos en una era deslumbrada por las tecnologías de la información y la comunicación, en la cual, la red de redes es la “piedra primitiva” frente a lo que habrá de venir después y las consecuencias que le traerá a la Humanidad la sofisticada y avanzada inteligencia artificial. Frente a esta, nuestra época volverá a ser la edad de piedra.

La sociedad de la información ha provocado una variada gama de relaciones de comunicación, usando plataformas virtuales y la gran herramienta que revolucionó la comunicación humana: la Internet. Catalogada como la red de redes, Internet es la opción que tienen miles de millones de ciudadanos para acercarse y compartir conocimiento, entretenimiento y diversos productos sociales.

En esta lógica de producción actual el periodismo impreso también está migrando a la virtualidad, consciente que si no se reinventa, podría correr el riesgo de extinguirse en pocos años. La difusión de ideas en papel, que datan de cientos de años, hoy está siendo sustituida vertiginosamente por formatos digitales. Muchos de nosotros ya no compramos el periódico o revista, sino ingresamos a Internet y allí leemos, sin marcharnos los dedos, las más variadas noticias que a diario atraviesan el mundo. En idioma español, por ejemplo, existe una extensa variedad de publicaciones diarias en todo el planeta. Los demás idiomas no son la excepción.

Cada vez la cultura digital y virtual adquiere más adeptos. Muchos niños y jóvenes prefieren consultar en sus dispositivos móviles la más variada información que les exigen sus tareas escolares. Los adultos tenemos predilección por periódicos y revistas que hasta hace poco vendían “los canillitas” o voceadores en los lugares públicos.


La cultura digital ha traído diversas y variadas herramientas de comunicación, especialmente los llamados “dispositivos móviles” que inundan los mercados: teléfonos inteligentes, tablets, computadoras, cámaras digitales y toda una extensa gama de instrumentos que hacen más fácil la comunicación. La prensa ha detectado esta nueva manera de ejercer ciudadanía a través de nuevas prácticas discursivas y no ha querido quedarse a la zaga. Por lo tanto, está migrando a la Web. Innumerable cantidad de micromedios está surgiendo, satisfaciendo los diversos gustos y necesidades ciudadanas en materia informativa.

Los olores que nos nombran

Esta gama de olores conforma, en su conjunto, el bagaje cultural que es capaz de identificarnos en nuestra individualidad. Cuando era...