Ir al contenido principal

Entradas

VIOLENCIA A LA CARTA

Hay algunos diputados que tratan de impulsar la pena de muerte aprovechando la coyuntura. La sociedad guatemalteca se desangra. El país se está convirtiendo enun botadero de cadáveres, escenario de balaceras recurrentes, millones de investigaciones realizadas por los cuerpos de seguridad y el Ministerio Público, un aparato de justicia colapsado que ha sobrepasado su capacidad de hacer una justicia pronta y cumplida. Ese es el escenario que nos pintan algunos medios de comunicación, quienes, incluso, se han dado el lujo de desplegar considerables espacios a dar una versión de espectáculo respecto de los hechos. Ayer miraba en la televisión el caso de un estudiante de medicina que, gracias a un grueso libro que llevaba consigo, había logrado sobrevivir al ataque. La noticia, en sí misma, no es inadecuada. Lo incorrecto es el espectáculo usado para transmitirla. Como si se tratase del triunfo de Barrondo, con una amplia sonrisa, la presentadora hacía gala del golpe de suerte del muchacho. De …
Entradas recientes

EL AMOR EN LOS TIEMPOS DE INTERNET

Dentro de esta extensa red mundial se encuentran millares de páginas de pornografía para todos los gustos. Hace muchísimos años, allá en mi querida Chiquimula, fui al cine a ver una película futurista cuyo título quedó grabado en mi memoria: Cinderella. Por supuesto, no tiene nada que ver con el cuento de Charles Perrault (1697): La cenicienta, que, a decir verdad, fue una recopilación de la versión oral que por ese tiempo se trasladaba de generación en generación.  Pues bien, esta película de la que escribo se trataba de cómo las parejas harían el amor carnal en el futuro. Y asómbrese usted, pues en lo que a mí concierne, no me pareció muy atractivo que digamos. Encerrados en una especie de cápsula, la pareja ingería una pastilla y unía sus dedos índices, y así permanecían quietos, como dos insectos, durante un considerable período de tiempo. Si la pareja experimentaba algo más que el calorcito de sus dedos, no lo supe jamás.  Este era el ingenio de los cineastas de aquellos años sesent…

PASANTÍA DE VEJEZ

Imagen de Google No importa la edad cronológica que tengan esas personas. Pueden ser imberbes de 15 o barbudos de 80. El rango es muy amplio. En uno de esos tantos casos de gazapos periodísticos, unareportera indicaba, en un telenoticiero lo siguiente: “anciano de 51 años es encontrado muerto en un motel”. La noticia fue motivo de chiste para varios amigos que acaban de alcanzar esa edad. Claro que medio siglo es una cosa seria, y quizá eso haya sido el parámetro que usó la reportera para tal calificativo. ¿Cuándo se es viejo?, es una pregunta cuyas respuestas son múltiples, dependiendo de muchas circunstancias. Hay personas que a los 20 se consideran viejos; otras en cambio, a los 80 años se consideran jóvenes y vitales. Una vez un amigo me dijo que la vejez es una categoría mental, cuyo origen es la suma de todas nuestras experiencias de vida. La vejez es, en cierta forma, el agotamiento de todas nuestras posibilidades: en lo económico, ya no somos sujetos de crédito, en lo fisiológico,…

LA NOTICIA COMO ESPECTÁCULO

Internet les ha comido el mandado con la información del día.
Mario Vargas Llosa en su libro La civilización del espectáculo hace un análisis sobre la manera como se abordan hoy los asuntos públicos, en donde ya no importa la esencia de las cosas, sino su capacidad para entretener a la ciudadanía.
En las noticias por televisión se vive un fenómeno cada vez más generalizado: trasladar la información noticiosa como un espectáculo más, sumado al ya amplio espectro de la programación televisiva.
Aquellas funciones que se les atribuía a los medios de comunicación: informar, entretener y educar, son al parecer, las características de lo que una vez fue el ideal de los medios masivos. Los noticieros por televisión han pasado a ser solo sesiones de entretenimiento para el gran público que, a decir verdad, tampoco le interesan los noticieros porque se han informado ya a través de las redes sociales. Cuando llegan a su casa, su propósito es narcotizarse con un programa de violencia, deporte, hu…

GUSTAVO BRACAMONTE

Ha dedicado medio siglo a cultivar este difícil arte de dibujar con palabras los más altos anhelos de la humanidad. Conozco al poeta Gustavo Bracamonte hace casi medio siglo.Arropados en el regazo de nuestro querido Instituto Normal para Varones de Oriente, Chiquimula, escribíamos y publicábamos poesía en el periódico del colegio. Éramos muy jóvenes entonces. Él promoción 72, yo, 73. Por circunstancias de la vida volvimos a encontrarnos en la ciudad capital en los años 80. Cada uno había recorrido buen trecho en el campo académico. Gustavo se había decantado definitivamente por la poesía, en sus primeros años, de corte revolucionario; luego, una propuesta mucho más desarrollada y abarcadora que su primera etapa. La producción del poeta Bracamonte sobrepasa los veinticinco libros, una producción considerada frondosa en un país cuyo común denominador es no producir nada o muy poco, y menos en el campo literario; y mucho menos, poesía. De sus libros más recientes están, entre otros: El recu…

Dislocación de la conciencia

Imagen de Google Ser revolucionario era seguir el ejemplo del Che, de Fidel, de Camilo, y en lo local, de la comandancia. Durante el conflicto armado guatemalteco eran un referente de lucha revolucionaria, inspiradora de los más grandes sacrificios que puede hacer un ser humano en favor de reivindicar los derechos de los menos favorecidos. Desde su posición de liderazgo en la clandestinidad, hacían llegar su mensaje inspirador por medio de los vasos comunicantes que conformaban las redes de combatientes, colaboradores y la población que, directa o indirectamente, se veía involucrada en la lucha revolucionaria. Ser revolucionario, entonces, era seguir el ejemplo del Che, de Fidel, de Camilo, y en lo local, seguir el liderazgo de la comandancia guerrillera, sin importar a qué expresión ideológica se siguiera: había, desde trotskistas, leninistas, marxistas, hasta aquellos que abrazaban las directrices de la Teología de la Liberación. Cada una de estas fuerzas tenía su propia cúpula dirigen…