Ir al contenido principal

Entradas

IDENTIDAD DIGITAL

Imgen de Google Todo cuanto hacemos en la vida moderna está conectado a Internet y va dejando una huella digital. Cuántas horas de Internet consume a diario? ¿Dónde lo utiliza? ¿Usa tarjetas de crédito o débito para realizar sus compras, pagar consumos, viajes, entretenimiento, medicinas o hacer compras por la red? Si usted hace todo esto y más, seguramente posee desde hace tiempo una identidad digital, aun sin habérselo propuesto, y sin su consentimiento. Cuando usted saca dinero de un cajero automático o inserta su tarjeta por la ranura de una caja registradora, está siendo procesada una considerable cantidad de datos sobre su persona. Algunos supermercados incluso han instalado un dispositivo para registrar su firma analógica y convertirla en una huella digital. La identidad digital es el conjunto de características suyas que reflejan su personalidad individual a través de todas sus acciones de compra, diversión, trabajo, estudio, que a diario realiza. Todo cuanto hacemos en la vida mo…
Entradas recientes

REFLEXIONES SOBRE EL PODER

Imagen de Google
No te hagas de tantos enemigos que no puedas controlar.
El poder es la capacidad para influir en la toma de decisiones, tanto a nivel privado como público. En cierta forma, el poder es efímero; y si bien es cierto llega como el resultado de un esfuerzo sostenido por obtenerlo, sus efectos no duran para siempre. El mundo político y empresarial saben esto y quizá por ello, de alguna manera, se aferran al mismo.
Robert Green publicó en su libro Las 48 leyes del poder algunos consejos en torno al ejercicio del poder. A decir verdad, están basados en el viejo texto de Sun Tzu El arte de la guerra y en el libro de Nicolás Maquiavelo, El Príncipe. Estos textos constituyen una especie de recetario de cómo un líder puede y debe utilizar diferentes estrategias para ejercer y conservar el poder. No está de más decirlo: estos libros han dormido debajo de la almohada de innumerables políticos y jefes de Estado.
Reflexionar sobre el poder nos lleva irremediablemente a cómo los líderes …

PODER Y COMUNICACIÓN

Imagen de Google Debemos reflexionar sobre que no es lo mismo comunicar poder, que poder comunicar. La cuestión del poder es un fenómeno tan antiguo como la civilización misma. El hecho de ejercer dominio de unos sobre otros está ligado a las estrategias de subsistencia. Darwin lo pintó de manera muy tajante: entre las especies sobreviven las más fuertes. En la especie humana se dan juegos de poder de diversas maneras. La influencia que ejerce el padre sobre el hijo, el anciano sobre el joven, la mujer sobre el hombre, el jefe sobre el subalterno, el sacerdote sobre el feligrés, el árbitro de futbol sobre los jugadores, son solo algunas muestras. Pero, ¿cómo se comunica el poder? Existe toda una gama de maneras de comunicarlo. Lo más inmediato es, por supuesto, el lenguaje articulado, oral o escrito. Aquellos encendidos discursos que mueven masas hacia las urnas, o aquellas arengas que están destinadas a resquebrajar un orden social establecido, y motivar uno nuevo, son manifestaciones de…

PODER PARA SERVIR

Un grupo humano sin líderes es presa de la anomia, la incertidumbre y la falta de objetivos y metas concretas. El poder es la capacidad para influir en el ánimo, opiniones y comportamiento de los demás. Aunque la noción de poder está asociada a autoridad, no necesariamente significan lo mismo. Quien posee autoridad puede tomar decisiones legitimadas por un nombramiento o contrato que le reviste de capacidad para ello. Esto sucede a menudo con aquellas personas que ostentan cargos de jefatura. Sin embargo, el poder es algo más que eso. Trasciende la capacidad administrativa o legal para conducir las operaciones de una institución y se sumerge en todos los rincones de esta. El poder es la capacidad para guiar a todos los miembros a trazarse y conseguir una meta común. Algunas veces no es ejercido por el jefe sino por otra persona con suficiente nivel de influencia sobre el resto de compañeros. Las personas que tienen suficiente capacidad de influencia, ya sea por motivos morales, profesion…

PODER Y ARROGANCIA

Imagen de Google
Presas de su propio narcisismo, estos fulanos tienen caídas estrepitosas de las cuales casi nunca podrán levantarse.
Cuando se tiene veinte años, se tiene toda la rebeldía, reza una vieja canción. En efecto, quizá uno de los signos más visibles de la juventud sea la temeridad, arrogancia, decisión, valentía y descuido de las consecuencias que pueden generar nuestros actos.
Esto no tiene nada de raro ni espectacular en una persona que está entrando a la juventud. Se explica dicho comportamiento porque no ha acumulado la suficiente experiencia ni conocimiento que solo dan los años sucesivos, nuestros errores y por qué no decirlo, nuestros éxitos.
Pero en un adulto que ha traspasado la barrera de esta etapa y ha escalado posiciones significativas en su entorno social, demostrar arrogancia en el ejercicio del poder es algo más que una conducta estúpida, poco inteligente. ¿Ha visto usted cómo se desmoronan aquellos castillos de naipes de políticos que alguna vez ostentaron po…

TODOS SOMOS CULPABLES

Antes de ir a la plaza pasemos por un orfanato, hogar de ancianos u hospital, y preguntemos si necesitan algo de nosotros. Los lamentables hechos ocurridos en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción toca la conciencia nacional e internacional. A estas alturas se buscan culpables que, por supuesto, sí los hubo. No se sabe a ciencia cierta cuán profunda es la cloaca que se ha convertido en manto de misterio, la cual operaba desde hace años en dicho centro. Con suma indignación (comprensible, por cierto) muchos sectores han reaccionado ante tan execrable suceso. La opinión pública pide la cabeza de funcionarios y el sistema ha comenzado a realizar las primeras capturas. Sin embargo, llama la atención que sea solo en estos sucesos cuando la conciencia nacional de pronto se sensibiliza. Todos nos rasgamos las vestiduras y señalamos a culpables. En el fondo no hemos hecho un profundo análisis de cuánta culpabilidad tenemos todos como ciudadanos que, sabiendo de este y otros problemas, nos hacem…

DELIRIO DE GRANDEZA

Publicado en el Diario de Centro América el 10 de marzo
Imagen de Google
El delirio de grandeza se acerca a la esquizofrenia, un grupo de enfermedades relacionadas con la alteración de la realidad en que vive una persona.
Hace muchos años conocí a una persona que blasonaba de vivir una vida holgada, con muchas propiedades y en un ambiente de primer mundo. Siempre comentaba que se reunía con gente importante en el ámbito social, acudía a restaurantes de lujo, hablaba de joyas valiosas, viajes y un sinfín de cosas que hacían preguntarse por qué trabajaba de secretaria en la institución.
El tiempo se encargó de quitarle la máscara y quedó al descubierto una situación contraria a la que pregonaba. Es obvio que esta persona padecía de alguna rara enfermedad emocional que le hacía abstraerse de su realidad y construir un mundo imaginario en el que ella era el centro de atención, algo así como “Alicia en el país de las maravillas”.
En el mundo político, como quizá en muchos otros ámbitos de la vi…